El nuevo paradigma de la computación según Altcomp

Se espera que para el 2020 tengamos conectados más de 20 mil millones de dispositivos en línea.  La necesidad de las empresas a responder a esta situación va a crecer aún más y será abrumadora. 

Por Robert Yates, CEO de Alternativas en Computación


El paradigma de las TI hace 20 años

En 1995, el paradigma de las TI en la mayoría de las empresas se basaba en un centro de datos ubicado en las instalaciones de la empresa (on-premise) que daba servicio a los empleados a través de una red local de clientes “PC”. El procesamiento se hacía en equipos “main-frame”, mini o servidores X86 y usualmente con una arquitectura tipo cliente-servidor. Las aplicaciones se desarrollaban para el uso interno de la empresa.

A partir de ese año, surgieron una serie de nuevas tecnologías de forma casi simultánea que han provocado un cambio total en la manera de realizar la función de las TI; a esto lo llamamos el nuevo paradigma. Las tecnologías que emergieron incluyen:

Internet y WWW
Dispositivos móviles con acceso a internet (iPhone, iPad, etc.)
Comunicaciones inalámbricas WI-FI, 3G, 4G
Procesadores multicore
Canales de venta en línea

La Nube

Para mediados de la década de 2000-2010, la velocidad del internet ya permitía utilizar computadoras remotas con tiempos de acceso razonables. En 2006, basado en centros de cómputo virtualizados, Amazon lanzó su servicio ECC (Elastic Compute Cloud) para rentar máquinas virtuales de diversas configuraciones tanto por hora o por mes. En 2008, Microsoft empezó su servicio Azure y Rackspace Hosting entró al mercado en 2010. Por primera vez, las empresas tenían una alternativa viable para realizar su procesamiento de datos en un centro de datos remoto por un modelo de renta. Se le dió el nombre de nube o nube pública a este modelo.

Para la gran mayoría de empresas, tener un centro de datos ha sido un mal necesario. Para poder competir adecuadamente, se requiere contar con procesos automatizados; sin embargo, el costo es alto y se requiere una cantidad de personas con una especialización en diversos aspectos de TI como telecomunicaciones, sistemas operativos, lenguajes de programación, etc. que son ajenos al giro de la empresa. El modelo de renta de computación en la nube ofrece un ahorro importante en costo ya que los especialistas forman parte del servicio de la nube. De esta manera la empresa logra enfocarse más en su propio negocio. Una alternativa de las empresas es crear sus propias nubes o nubes privadas, que consisten en centros de datos virtualizados manejados por software. A futuro, sin embargo, la tendencia es que las empresas opten por el modelo de nube pública.

Móviles y Venta por Internet

Desde 1995, Amazon.com empezó con la venta de libros por internet. Posteriormente, agregó la venta de música (CDs), videos, electrónica y muchos más productos. En forma paulatina, otras empresas también comenzaron a ofrecer diferentes productos y servicios a través del internet, abriendo así, otro canal importante de venta. Hoy en día, se vende más por internet de lo que se vende físicamente en las tiendas. Con el lanzamiento del iPhone en 2007 y el iPad en 2010, se ha creado una verdadera explosión en el uso de estos dispositivos móviles y se ha generado un gran aumento en la demanda por servicios y aplicaciones adicionales por el canal de internet. Las empresas han tenido que responder a esta presión con crecimiento continuo en su infraestructura de cómputo y comunicaciones así como en aplicaciones nuevas.

Otra tendencia hoy en día consiste en conectar más y más dispositivos de diferentes índoles al internet. Este fenómeno se le conoce como el IoT (Internet of Things) o Internet de las Cosas. En todas partes del mundo se están conectando coches, focos, lámparas, chapas, calentadores, refrigeradores y otros dispositivos al internet y se espera que para 2020, tengamos conectados mas de 20 mil millones de dispositivos en línea. La necesidad de las empresas a responder a esta situación va a crecer aún más y será abrumadora.

El Paradigma en 2016

El modelo de tener los centros de datos virtualizados y manejados por software (la nube), para atender tanto los procesos internos de la empresa así como el ofrecimiento de servicios y venta por internet a dispositivos móviles es lo que caracteriza el nuevo paradigma de la TI.

Esta transformación presenta grandes retos a los encargados de TI por la nueva infraestructura requerida así como por las aplicaciones. Cada día, hay más presión para entregar nuevas aplicaciones de calidad para hacer frente a la competencia dentro de un ambiente cada vez más complejo. Uno de los requerimientos que será necesario saber, es si estas aplicaciones están dando resultados satisfactorios a los clientes. En otras palabras, se necesita saber si la experiencia del usuario es buena. Por ejemplo, si el tiempo de cargar una página al dispositivo tarda más de 3 segundos, el 40% de los usuarios abandonan al sitio.

Otro aspecto del paradigma nuevo es el uso de “Big Data” o información extensa que existe sobre el comportamiento y costumbres de compra de los clientes. El análisis y almacenamiento de esta información es otro de los factores que impacta a la infraestructura de cómputo requerida. Utilizando métodos estadísticos, se permite predecir la tendencia hacia un producto u otro, y aprovechar nuevas estrategias de mercado.

Uno de los principales objetivos para los encargados de TI es encontrar maneras de simplificar el crecimiento de la complejidad de su ambiente. Han surgido varias tecnologías que ayudan a este propósito:

Hiperconvergencia

El centro de datos virtualizado tradicional típicamente consiste en un conjunto de aparatos: servidores, sistemas de almacenamiento, compactación y deduplicación, balanceo de carga y otros. Cada aparato tiene su propia marca y software propio. Es un proceso complicado asegurar que todo trabaja correctamente en forma conjunta; también es complicado efectuar parches o “upgrades” en estos ambientes.

La hiperconvergencia consiste en diseñar y ofrecer una sola caja con la funcionalidad completa de todos los diversos aparatos (una nube en una caja).

El fabricante garantiza el desempeño de la caja y ofrece el manejo de upgrades de manera segura. Esta tecnología reduce considerablemente el costo de mantenimiento y operación del centro de datos.

Monitoreo de Aplicaciones

Otra tecnología que simplifica el manejo del paradigma nuevo es el Monitoreo de Aplicaciones (APM). Permite medir y monitorear de manera continua la experiencia de los usuarios y localizar los puntos problemáticos dentro del flujo de proceso para tomar acciones correctivas.

Administración de Móviles

Hoy en día, tanto clientes y empleados están interactuando con las aplicaciones de TI de una empresa:

*Los vendedores, por ejemplo, utilizan pads para tomar pedidos, referenciar precios, etc.

*Los empleados prefieren utilizar su propios dispositivos (BYOD) en el ambiente de trabajo por la familiaridad y poder hacer funciones personales (llamadas, correo, etc.).

*Por problemas de seguridad, la empresa requiere saber cuáles aparatos (y empleados) pueden utilizar aplicaciones propias de la empresa y por lo tanto, requieren un control de los móviles conectados de sus empleados.

El ambiente competitivo del mercado está cada vez más demandante por recursos de cómputo así como de aplicaciones de calidad. Por ello, se debe replantear la estrategia de TI; de no hacerlo, la complejidad no va a permitir seguir respondiendo con el mismo modelo y los costos podrían salir totalmente fuera de control.  Las corporaciones estarán en peligro de no poder competir adecuadamente.

Fuente: Altcomp

Sobre Communicarte 296 Artículos
Communicarte es un magazine de comunicación digital que divulga noticias sobre tecnología, comunicación, arte, literatura y cultura financiera en México.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*