Afores ¿piensas que es la mejor inversión?

Si estás pensando en invertir en Afores sería aconsejable que lo pensaras ya que tal vez no sean la respuesta ideal que buscas para tu futuro.

En México se implementó hace ya 17 años un sistema de pensiones privado mediante el cual el Estado delegó esta responsabilidad a la banca: las denominadas Afores o Administradoras de los Fondos para el Retiro. Éstas, según Forbes, se han enriquecido a costa de los trabajadores, quienes observan indefensos cómo la inflación consume los pobres rendimientos generados junto con sus demás aportaciones. Desde su implementación, en julio de 1997, los rendimientos ajustados apenas alcanzan el 15.8 por ciento, esto es (con conocimiento de la Comisión Nacional de Sistemas de Ahorro para el Retiro CONSAR), un promedio anual inferior a un punto porcentual.

En Castillo y Asociados tenemos como objetivo el mantener el compromiso con el bienestar de nuestros clientes, ofreciéndoles la mejor asesoría, análisis, mantenimiento y funcionamiento de todo tipo de estrategias basadas en seguros, fianzas e inversiones. Los Seguros para el Retiro que ofrecemos están estructurados y enfocados para todas aquellas personas que desean recibir en su jubilación mensualidades de por vida, pudiendo ser heredadas a sus beneficiarios.

¿Cómo trabajan las Afores?

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), cerca del 40 por ciento de la composición actual de estas cuentas fueron generadas a partir de los rendimientos netos. En otras palabras, a lo largo de 17 años, estiman haber obtenido una utilidad neta de 71.23 por ciento sobre el capital que tendrían originalmente.

Este dato sería útil a no ser que se observe que durante el mismo periodo la inflación ha acumulado 162.82 por ciento como bien informa el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Llama la atención que las autoridades mexicanas insistan a los trabajadores en realizar aportaciones voluntarias, lo cual es sumamente conveniente para los bancos que están detrás de las Afores ya que cobran altas comisiones independientemente de si acumularon utilidad positiva o negativa. Al gobierno también le beneficia dicha práctica ya que emiten certificados de deuda para hacerse también de esos recursos, aunque para el trabajador, el dueño aparente de dicho dinero, es una mala inversión.

Parece ser que la información que da a conocer la Consar es engañosa para los trabajadores, por lo que en lugar de ser autoridad competente que regule el comportamiento de los recursos de los trabajadores, claramente favorece los intereses de las Afores y de la banca que se encuentra detrás de ellas.

En los primeros años existe un diferencial entre las aportaciones realizadas por periodo y el saldo inicial del ejercicio inmediato siguiente: los 6.1 mil millones de pesos acumulados por aportaciones del año 1997 se convierten a sólo 3.1 mil millones de saldo inicial el siguiente.

Los rendimientos netos de comisiones son presentados como si este mismo capital se fuera incrementando con sus propios recursos, cuando son rendimientos de los saldos totales y, por tanto, no deberían mostrarse en histórico acumulado, sino por periodo.

De esta manera, no existe un rendimiento anual promedio de 12.75 por ciento nominal y de 6.32 por ciento real desde el inicio del sistema.

Estos son los datos que la Consar debió dar a conocer los datos históricos del comportamiento de los saldos de las Afores:

  • De los 2,005.8 mil millones de pesos totales en las cuentas de las Afores, 848.3 mil millones (42.3 por ciento) corresponden a los rendimientos acumulados, por lo que en 17 años solamente han obtenido 71.23 por ciento de rendimientos nominales. Esto es un rendimiento nominal promedio de sólo 4.19 por ciento anual y no de 12.69 por ciento como afirman.
  • El rendimiento histórico del sistema en términos reales no es de 6.35 por ciento anual. Ajustando los valores inflacionarios, el rendimiento anual promedio alcanza 0.93 por ciento.

Por suerte para los trabajadores, la mayor inflación tuvo lugar cuando menos fondos se tenían y los mejores rendimientos se dieron cuando la bolsa era más grande, por lo que las aportaciones de los trabajadores habrían crecido 15.8 por ciento del total en los 17 años de vida de este sistema de pensiones.

Recordemos que el trabajador, de no registrar aportaciones voluntarias, percibirá tan sólo la tercera parte de su salario actual, lo que le impedirá acercarse al nivel de vida que se acerque a las condiciones mínimas de bienestar, una línea donde actualmente se encuentran 90 millones de mexicanos que viven en condiciones de pobreza y vulnerabilidad.

La situación se agrava si se recuerda que México presenta severos problemas en cuanto al pago de pensiones, siempre que a los pasivos laborales, que representan actualmente 40 por ciento del PIB, con 4.3 millones de pensionados, se sumarán otros 3.9 millones en los próximos diez años (entre cotizantes y otros beneficiarios), a pesar de que hasta el año pasado México ostentaba la menor esperanza de vida de los países miembros de la OCDE, según el documento Health at a Glance 2013.

¿Qué sucederá si sigo invirtiendo en Afores?

Los paupérrimos rendimientos de apenas 15.8 puntos en 17 años no se antojan suficientes para hacer frente al panorama internacional, en el cual los trabajadores que se pensionen mediante Afores muy probablemente perciban un ingreso nominal aparentemente superior al de la suma de sus ahorros, pero donde el rol que juega la inflación les demostrará que aquello que reciban alcanza para adquirir menos bienes de los que pueden adquirir hoy en día y mucho menos de los que pudieron adquirir en el año 1997 con el mismo ahorro.

Las Afores van en perjuicio de los trabajadores, donde, además, la autoridad es cómplice y promotora de la misma.

¿Cuál es la mejor inversión para mi futuro?

En Castillo y Asociados contamos con los siguientes proyectos para tu retiro:

Imagina Ser: te da el respaldo de un seguro de vida y al mismo tiempo te ayuda a ahorrar de acuerdo con tus posibilidades para obtener atractivos rendimientos, para que a partir del momento en que decidas retirarte cuentes con un ingreso mensual de por vida que podrás heredar a quien tú decidas. Es un plan en el que el cliente puede decidir qué tratamiento darle: no deducible, deducible o como plan personal de retiro (PPR).

Nuevo Plenitud: es el seguro de vida para el retiro que te garantiza un patrimonio estable gracias a un fondo que tú defines cuando lo contratas y que recibirás al retirarte en un solo pago o en ingresos mensuales de por vida, que podrás heredar a quien tú decidas.

Si deseas más información sobre nuestros Seguros para el Retiro, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Castillo y Asociados

Sobre Communicarte 296 Artículos
Communicarte es un magazine de comunicación digital que divulga noticias sobre tecnología, comunicación, arte, literatura y cultura financiera en México.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*